Radon testingActualización sobre la prueba de radón
Additional PagesPáaginas adicionales
Radon testing update

In the spring of 2018, all District 131 schools and buildings were tested for radon during a three-week period. Although radon testing is not required by law, Illinois School Code recommends radon testing every five years for all occupied school buildings.

Carnow Conibear, an environmental consulting company, conducted the testing, and recently provided reports to the District 131 Buildings & Grounds Committee. Complete test results for each district building are available for review on the right.  

A total of 1,614 radon samples were collected as part of the testing, and all buildings were determined to be safe to inhabit. Because readings in a limited number of areas were higher than the U.S. EPA and Illinois Emergency Management Agency (IEMA) recommended action level of 4.0 pCi/L, Carnow Conibear has recommended follow-up testing. This recommendation is consistent with guidance provided by the U.S. EPA and IEMA.

Should any of the test results require further action, remedial recommendations will be provided and appropriate measures will be immediately taken to assure the safety of our students and staff, which is the District’s chief concern.

Carnow Conibear will initiate additional testing this fall that will continue during the school year.  


 

April, 2018

Radon testing will be conducted in all District 131 schools and buildings beginning the week of April 30. Carnow Conibear, an environmental consulting company, will conduct the testing.

For each building, testing will be conducted over a three-day period. It will take about three weeks to complete testing for the entire district, with the final buildings completed by May 18. Results will be available two to three weeks later.

Although radon testing is not required by law, Illinois School Code recommends radon testing every five years for all occupied school buildings.

Radon is a naturally occurring, radioactive, colorless, odorless, tasteless gas produced from the decay of uranium and radium found in most soil and rock. Natural soils and rock such as granites, shales, and corals, contaminated soils from uranium processing mills, contaminated building materials, and groundwater water supplies directly from wells are a few common sources of radon.

Radon can be found at some level in all indoor and outdoor air, in any type of building, including homes, offices, and schools. Typically, most radon gas is generated from the surrounding soil or bedrock, pulled through the soil or rock by air pressure differentials and enters the structure.

To conduct the testing, representatives from Carnow Conibear will place radon test kits on the ground floor of buildings, in areas where they will avoid interference with building occupants. The testing kit includes a hook that allows it to be hung on an interior wall. The kit is harmless and looks very much like a 4” x 6” padded envelope.

After a two to four-day period, the radon test kits will be collected and sent to a certified laboratory for analysis.

During testing, only the ground-level floor will be tested. The EPA does not recommend testing the upper floors of a school.

While it is possible for upper floors to have elevated radon levels, EPA studies indicate that a radon level for an upper floor room is not likely to exceed levels found on the first floor. Using this indicator, if all measurements in ground-contact rooms are below the action level, radon concentrations on upper floors are likely also to be below 4 pCi/L. Also, any mitigation of school rooms on the ground floor, (if necessary), will also likely reduce radon levels on upper floors.

In Illinois, the Illinois Emergency Management Agency (IEMA) requires “closed building” conditions for all radon testing. It is important to adhere to the “closed building” requirements in order to validate the radon test.

The following “closed building conditions” must be followed for a successful radon test:

  • Closed building conditions must begin at least 12 hours prior to the beginning of the testing period and must be maintained throughout the testing period.
  • Normal operation of permanently installed energy recovery ventilators may continue
  • Air conditioning systems that recycle interior air may be operated.
  • All windows must be kept closed.
  • All external doors must be closed except for normal entry and exit. Structural openings due to disrepair or structural defects must be repaired to correct their condition prior to initiation of closed-building conditions.
  • Whole house fans must not be operated. Portable window fans shall be removed from the window or sealed in place. Window air conditioning units shall only be operated in a recirculating mode. If the building contains an air handling system, the air handling system shall not be set for continuous operation unless the air handling equipment is specifically used for radon control and is so labeled. Operation of dryers, range hoods, bathroom fans, and other mechanical systems that draw air out of the building may adversely affect the test results.
  • Fireplaces or combustion appliances shall not be operated unless they are the primary sources of heat for the building. Ceiling fans, portable dehumidifiers, portable humidifiers, portable air filters and window air conditioners shall not be operated within twenty feet of the detector.
  • The radon detection device cannot be moved, covered or altered in any way by staff or occupants.

See the PDF file below for the complete testing schedule. For questions related to the radon testing, contact your building principal or Mr. Albert Tijerina, director of buildings & grounds department at (630) 299-8355.

District 131 Radon testing schedule

Actualización sobre la prueba de radón

En primavera de 2018, todas las escuelas y edificios del Distrito 131 se sometieron a una prueba para detectar la presencia de radón durante un período de tres semanas. Aunque la prueba de radón no la exige la ley, el Código Escolar de Illinois recomienda la prueba de radón cada cinco años para todos los edificios escolares ocupados.

Carnow Conibear, una empresa de consulta medioambiental; condujo una prueba y recientemente proporcionó los reportes al Comité de Edificios e Instalaciones del Distrito 131. Los resultados completos de las pruebas para cada edificio del distrito están disponibles para su revisión, a la derecha.

Como parte de la prueba, se recopiló un total de 1,614 muestras de radón y se determinó que todos los edificios son seguros para habitarse. Debido a que las lecturas en un número limitado de áreas, fueron superiores al nivel de acción recomendado por la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA por sus siglas en inglés) y la Agencia de Supervisión de Emergencia de Illinois (IEMA por sus siglas en inglés) de 4.0 pCi/L, Carnow Conibear ha recomendado pruebas de seguimiento. Esta recomendación es consistente con la guía proporcionada por EPA de EE.UU., y IEMA.

Si alguno de los resultados de la prueba requiere una acción adicional, se recomendarán soluciones correctivas y se tomarán las medidas adecuadas de inmediato para garantizar la seguridad de nuestros estudiantes y personal docente, lo cual es la principal preocupación del Distrito.

Carnow Conibear iniciará una prueba adicional este otoño, la cual continuará durante el año escolar.


 

Abril 2018

Empezando la semana del 30 de abril, se conducirá una prueba de radón en todas las escuelas y edificios del Distrito 131. La empresa de consulta medioambiental Carnow Conibear, conducirá la prueba.

La prueba se conducirá por un período de tres días en cada edificio. Durará aproximadamente tres semanas completar la prueba en todo el distrito, obteniendo el resultado final de los edificios para el 18 de mayo. Los resultados estarán disponibles en dos o tres semanas después.
Aunque la prueba de radón no la exige la ley, el Código Escolar de Illinois recomienda la prueba de radón cada cinco años para todos los edificios escolares ocupados.

El radón es un gas natural radioactivo, incoloro, sin olor y sin sabor producido a partir de la descomposición del uranio y el radio que se encuentra en la mayoría de los suelos y las rocas. Los suelos naturales y la roca como los granitos, las lutitas y las coralinas, los suelos contaminados de las fábricas que procesan uranio, los materiales de construcción contaminados y el agua subterránea directamente de los pozos son algunas fuentes comunes de radón.

El radón puede encontrarse en algún nivel en todo el aire interior y exterior, en cualquier tipo de construcción lo cual incluye casas, oficinas y escuelas. Regularmente, la mayoría del gas radón se genera del suelo y los cimientos circundantes, expulsado del suelo o roca por la presión diferencial del aire y entra en la estructura.

Para conducir la prueba, los representantes de Carnow Conibear colocarán el equipo de prueba de radón sobre el suelo de los edificios, en áreas donde se evitará la interferencia con los ocupantes de los edificios. El equipo de prueba incluye un gancho que permite colgarlo en una pared interior. El equipo es inofensivo y se parece mucho a un sobre acolchado de 4” x 6”.

Después de un período de dos a cuatro días, los equipos de prueba de radón se recogerán y se enviarán para su análisis a un laboratorio autorizado.

Durante la prueba, solo se evaluará el piso al nivel del suelo. EPA no recomienda la prueba en la segunda planta de una escuela.

Aunque es posible que los pisos superiores tengan niveles elevados de radón, los estudios de EPA indican que no hay probabilidad que el nivel de radón en el piso de un salón en la segunda planta, exceda los niveles encontrados en la planta baja. Con el uso de este indicador, si todas las medidas en los salones en contacto con el suelo son menos del nivel de acción, es probable que las concentraciones de radón en los pisos superiores sean menos de 4pCi/L. También, cualquier mitigación de los salones escolares de la planta baja (si es necesario), probablemente también reducirá los niveles de radón en los pisos superiores.

En Illinois, la Agencia de Supervisión de Emergencia de Illinois (IEMA), exige la condición de “edificio cerrado” para todas las pruebas de radón. Es importante cumplir los requisitos de “edificio cerrado” para validar la prueba de radón.

Deben cumplirse las siguientes “condiciones de edificio cerrado” para una prueba de radón satisfactoria:

  • Las condiciones de edificio cerrado deben empezar al menos 12 horas antes de iniciar el período de prueba y debe cumplirse en el transcurso del período de prueba.
  • Puede continuar la operación normal de los ventiladores de recuperación de energía instalados permanentemente.
  • El sistema de aire acondicionado que recicla el aire interior puede seguir en funcionamiento.
  • Deben mantenerse cerradas todas las ventanas.
  • Todas las puertas externas deben estar cerradas, excepto las entradas y salidas regulares. Las aberturas estructuradas debidas al mal estado o defectos de estructuración deben repararse para corregir su condición, antes del inicio de las condiciones de edificio cerrado.
  • No deben estar operando todos los abanicos de la casa. Los abanicos portátiles de ventana deberán moverse o sellarse en su lugar. Las unidades de aire acondicionado en la ventana deberán operar solo en modo de redistribución. Si el edificio contiene una unidad de tratamiento de aire, dicha unidad no debe configurarse para operación continua a menos que el equipo de tratamiento de aire se use específicamente para el control de radón y así esté etiquetado. La operación de las secadoras, campanas extractoras, abanicos de baños y otros sistemas mecánicos que absorban aire del edificio, podrían afectar negativamente los resultados de la prueba.
  • Las chimeneas o aparatos de combustión no deben estar operando, a menos que sean las principales fuentes de calor para el edificio. Los ventiladores de techo, deshumidificador portátil, los humidificadores portátiles, filtros de aire portátiles y aires acondicionados de ventana no deberán operar, a menos de veinte pies del detector.
  • El personal y habitantes no deben mover, cubrir o alterar de ningún modo el aparato de detección de radón.

Consulte el siguiente archivo en formato PDF, para completar el horario de la prueba. Para preguntas relacionadas a la prueba de radón, comuníquese con el director de su escuela o el Sr. Albert Tijerina, Director del Departamento de Edificios e Instalaciones al número telefónico 630-299-8355.

Programa de prueba de radón del Distrito 131 (ING)